A la tercera fue la vencida

La temporada 2017/18 fue una de las mejores de toda la historia del Colo Colo Zaragoza, ya que se lograba el ascenso a la Liga Nacional de Fútbol Sala, algo inédito desde que en 1971 se fundara el Club. 

El Colo completó una excelente liga regular al ganar en 22 de las 30 jornadas. Y, además, lo hizo ofreciendo su característico juego ofensivo que se tradujo en 162 goles. Con estos números, los azulones se alzaron con el título de Liga del Grupo II de Segunda División ‘B’. 

En los ‘Play-Off’ por el ascenso, el equipo dirigido por Alfonso Rodríguez se impuso al Manresa. Después de empatar 5-5 en tierras catalanas, el Colo  vencía por 6-3 en La Granja y certificó su pase a la categoría de plata del fútbol sala nacional. 

Alfonso Rodríguez tenía a su disposición a jugadores con experiencia en Primera y Segunda División (Abel Budría, Marcos Latorre, Raúl Izquierdo), jóvenes con mucho talento (Diego Pardo, Fran Tabuenca, Sampedro, Pasamón) y veteranos en la Segunda División ‘B’ (Juan Muniesa, Dani Meseguer, Zucho, Antolín, Santi Basmalis, Javi Rodríguez, Víctor Berges). 

Todos ellos firmaron una temporada perfecta que valió un deseado y merecido ascenso a Segunda División. Después de perder en ‘Play-Offs’ de otras campañas ante Cidade de Narón y Bisontes Castellón, a la tercera fue la vencida y el Club se ganó por méritos propios situarse entre los mejores de España.

No fue un camino fácil, ya que conseguir los fondos económicos suficientes para poder hacer frente a los gastos que conlleva competir en Segunda, fue casi tan complicado como lograr resultados positivos en la pista. 

Pero el esfuerzo de la directiva se vio recompensando con las ganas, el ímpetu y la ilusión de unos jugadores que, a día de hoy, siguen defendiendo el escudo del Colo tanto en La Granja como por el resto de España.